Rosa solidària virtual amb un escrit del Pare Ángel Olaran

Posted in: Ajuda Etiòpia
Tags:

Rosa solidària virtual amb un escrit del Pare Ángel Olaran

Aquest Sant Jordi, us enviem la nostra rosa solidària virtual amb un escrit del Pare Ángel Olaran amb el qual expressa el seu agraïment per tot el suport que les persones vulnerables estan rebent de tots nosaltres i ens posa al corrent de l’entrada del Covid-19 a Etiòpia.

Som conscients en què vivim un moment sense precedents i que està canviant dràsticament la nostra vida diària. Però a pesar de la delicada situació estem convençuts en què ho superarem junts i en sortirem enfortits.

En la Diada de Sant Jordi, regalem llibres i roses solidàries. Cada persona la viu i la comparteix d’una forma especial. En la seu de la nostra Fundació en els anys anteriors hem compartit roses i llibres solidaris. Aquest any no ho podrem fer, però et seguirem portant en els nostres cors. Per això, t’enviem la nostra rosa solidària virtual amb els nostres millors desitjos i amb un escrit actual del Pare Ángel Olaran.

Rosa solidaria virtual amb escit del Pare Angel Olaran

Escrit del Pare Ángel Olaran per Sant Jordi

Queridos amigos y colaboradores:

Aunque mi confinamiento me haya llevado lejos en el espacio físico, sin embargo, en el espacio vital, el que nos une en nuestras preocupaciones, seguimos formando equipo.

En la entrañable y sentida fiesta de vuestro Patrón, expreso mi agradecimiento por todo el apoyo que las personas vulneradas están recibiendo de vosotros.

Llevamos unos meses que Occidente se ha auto proclamado el centro del Mundo ante la impotencia frente al tristemente muy conocido Covid-19, para orgullo suyo ya no es un virus entre muchos. Tiene nombre proprio, y tiene a Occidente a sus pies.

El nerviosismo, insultos, gritos… de los políticos y sistemas económicos de Occidente demuestran la poca calidad humana y profesional de nuestros líderes a la hora der dar un mínimo de confianza a los que, a través del voto, han puesto su confianza en ellos.

Como habréis podido oír también nuestro virus resulta ser racista: apenas se ha acercado a África; en Etiopía, a fecha de hoy solo han muerto 3 personas; en Tigray, nuestra región, no hay una sola persona afectada por el virus. Posiblemente ese espíritu anti lo haya aprendido a su paso por Turquía, Grecia, Libia, Marruecos, Mar Mediterráneo… viendo cómo los migrantes son tratados por la Unión Europea y muchos de los partidos políticos de las distintas naciones.

Todo el mundo se alegra de que Covid-19 haya dejado de lado África, pero también se pregunta: ¿qué pasará cuando se le ocurra entrar en África, que, entrar, según nos aseguran, entrará?

Confiamos que su racismo dure al menos, el tiempo que Occidente necesite para sacar la vacuna -que sacar la sacará, e indirectamente nos ayudará-.

Ayer recibimos datos, más o menos oficiales a través de una de esas agencias de noticias internacionales, citando a una fuente tan solvente como La Comisión Económica de África de las Naciones Unidas- la ONU. Después de ponernos al día de la precaria condición sanitaria en África, la falta de agua, la mala gobernanza de muchos de sus políticos… su estimación mínima es de 300.000 muertos… los más atrevidos llegaron a calcular que morirían 3 millones 300 mil. Creo que muchos de nosotros nos “conformaríamos” aunque fueran los 3 millones 300 mil. No nos parece una pandemia tan horrorosa como nos la pintaban.

El Covid-19 no es lo que más nos preocupa: según noticias oficiales de la ONU por la falta de acceso a las necesidades muy básicas, cada dos días mueren unas 360.000 personas, muchos niños incluidos; cada 18 días mueren 3 millones 300 mil. La solución a tantos millones de muertes potenciales está a la altura de nuestras posibilidades. No se trata de trabajos de laboratorio, de investigación, de fronteras cerradas, de confinamientos… se trata de que a cada persona le llegue alrededor de un euro diario. Tan sencillo como eso. El sistema global está haciendo que los enriquecidos se estén enriqueciendo, robando a los empobrecidos.

Además, las 1.000 personas, arriba-abajo, que ayudamos mensualmente no están sufriendo en su economía doméstica, dado que ninguno de ellos tiene un sueldo. Y como mencionaba al comienzo, se trata de los vulnerables alrededor de los cuales formamos equipo.

Que Sant Jordi nos apoye.

Ángel

Des del CIS Ángel Olaran et desitgem una Feliç Diada de Sant Jordi!

Change this in Theme Options
Change this in Theme Options

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para obtener información de sus hábitos de búsqueda e intentar mejorar la calidad de nuestros servicios y de la navegación por nuestro sitio web. Si está de acuerdo, haga clic en ACEPTAR o si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR

Aviso de cookies