Ángel Olaran reflexiona sobre l’alarma de guerra a Etiòpia

El Pare Ángel Olaran reflexiona sobre l’alarma de guerra a Etiòpia i de la situació al país africà. No té molta informació del que ara està passant realment a la zona, donat que el govern etíop ha tallat les telecomunicacions i internet al Tigray. El missioner basc, a pesar que ha d’informar-se a través dels mitjans de comunicació internacional, ha volgut escriure sobre els esdeveniments d’aquesta setmana i recordar també la història que ha viscut des que va arribar a principis dels anys noranta a Wukro, al nord del Tigray, Etiòpia.

Escrit pel Padre Ángel Olaran:

Salí de Wukro, por razones personales, el 29 de octubre, y para mi gran sorpresa por la prensa internacional me entero del comienzo de una guerra civil entre Etiopía y Tigray. Mi preocupación, además de la distancia que me separa es el no poder tener contacto directo con el personal con quien comparto mi vida.

“Abiy Ahmed (Primer Ministro) aseguró a última hora del miércoles que el Ejército de Etiopía había “repelido” la ofensiva del TPLF horas después de anunciar el inicio de operaciones contra el grupo”. (Europapress).

“El PM (Primer Ministro) etíope ordena una ofensiva tras un ataque del Tigrean People Liberation Front (TPLF) contra una base y apunta a “más operaciones”. (Europapress).

“La base atacada está en Makelle. . . el ejército ha logrado controlar ubicaciones importantes, además de rechazar los ataques del TPLF haciéndole fracasar en todos los frentes”. En alguna otra fuente se menciona incluso bombardeos.

Es de agradecer la ética aún en guerra del ‘número dos´ del Ejército nacional Bihanu Jula quien afirma que: “El Ejército está atacando con cuidado a las fuerzas del TPLF para intentar evitar víctimas civiles” (Europapress). Bombardeos incluidos.

Y todo en un solo día, teniendo en cuenta que la población no tenía noticias ni sospecha alguna de estos ataques; al parecer, conocidos solo por los dos ejércitos, sin grandes movimientos de tropas, tanques, camiones…

Y ensalza de “heroico” el papel de Ejército. El ataque ha dejado “muchos mártires” (Europapress). Supongo que solo se refiere a los soldados del Ejército etíope.

“El PM poco antes del ataque en Tigray, comunicó que el TPLF controló el poder en Etiopía, durante casi 3 décadas antes de que él llegara al poder en 2018, gracias a las protestas antigubernamentales tras meses de provocación e incitación a la violencia” (Europapress).

Un poco de historia (seguint amb l’escrit del Pare Ángel Olaran)

El TPLF derrotó al dictador militar el año 1991. Esos años en el país había solo 3 universidades y no había experiencia, cultura, política. Se salía de un régimen feudal, de cientos de años, con emperadores y príncipes y de una dictadura de un militar. Dudo de que existieran partidos políticos; apenas había escuelas primarias, secundarias en el país. El PM Meles Zenawi, tigriño, murió el año 2012, después de haber comenzado las obras el pantano hidráulico del Renacimiento, en Nilo Azul, y haber construido otros pantanos, como el Tekese. Se habían comenzado ya las obras de infraestructura en el país. . .  El pueblo etíope lo lloró.

Cuando Abiy llegó al poder, los tigriños llevaban ya fuera de puestos de relevancia política desde el 2012. Al morir Meles Zenawi, los políticos tigriños anunciaron que se retiraban de presentarse como candidatos para el puesto de Primer Ministro. Elegido por el EPRDF, compuesto por el partido del Tigray, otro de Oromía, de Amhara y las Naciones del Sur, con 5 miembros por partido, Hailemarian Desaleign sucedió a Meles Zenari como PM ministro por unos 5 años. Dados los conflictos políticos y violentos que se sucedían en el país, con un buen número de muertos, fue obligado a dimitir. La elección de Abiy al interior de los 3 grupos dirigentes: Oromo, Amhara, Naciones del Sur – siendo él oromo- llevó un tiempo largo.

“El PM, horas antes del inicio de operaciones contra el TPLF había anunciado que, durante casi 3 décadas, antes de ser él PM el 2018 gracias a unas protestas antigubernamentales tras meses de constante provocación e incitación a la violencia” (Europapress).

Los tigriños, al no estar en el poder gubernamental, desde el 2012, estaban libres de esas protestas mencionadas por el PM. A fecha de hoy, desde su nombramiento como PM son mucho más virulentas las revueltas, muertes, manifestaciones, detenciones de políticos. . . que durante al anterior PM. Y no dimite.

“El PM abolió al EPRDF y creó su propio partido: el Partido de la Prosperidad, a finales del 2019, expulsando a los líderes tigriños” (El Diario.es). Me pregunto si tuvo en cuenta la Constitución.

“El PM afirma que, el TPLF considera al Ejército etíope en Tigray, es un ejército extranjero, en lugar de un Ejército que ha estado protegiendo Tigray durante 20 años. . . (Europapress) y llama a la población a permanecer en calma, vigilante y a respaldar el Gobierno etíope”.

Tigray se considera etíope; aceptando la Constitución del Estado Federal Etíope y hace parte del Ejército nacional, aun sin ocupar puestos ministeriales ni militares.

Llevo viviendo 27 años en Tigray, a 40 km de Makelle. El pasado 29 de octubre salí de la Región. Ni en mayo de 1998, cuando el ejército eritreo tomó Bademe y Alitiena pueblos fronterizos etíopes, nunca he vivido situaciones de tensión social. La serenidad, la calma han sido valores sociales a nivel de la calle. Y estando presente en Wukro, puedo asegurar que los movimientos de tropas, tanques, aviones de combate, camiones, llamamiento a jóvenes. . . hacia la frontera con Eritrea, eran visibles las 24 horas del día, durante meses.

Dudo que esa llamada a la calma y vigilancia por parte del PM (Europapress) vaya dirigida a la población del Tigray. En las elecciones celebradas el pasado mes de septiembre, aun en contra de la orden de prohibición del Gobierno etíope, más de un 95% de los votantes, apoyó al gobierno regional. Un par de semanas después de las elecciones, la población del Tigray, en una manifestación pacífica, ratificó que su voto seguía siendo válido.

Dudo que el pueblo tigriño esté esperando ser liberado de sus líderes por el PM (El Diario.es).

El gobierno del Tigray, valoró ese retraso en la votación, como una decisión política del PM para ganar tiempo antes de las elecciones, más que un confinamiento. El gobierno regional exponía que las aglomeraciones en calles, centros, templos . . . eran normales y que, de todas maneras, tomarían medidas de precaución social durante las elecciones. Y en Wukro precauciones se tomaron: gente votó guardando la distancia, orientada por un señor, con un distintivo y una vara en la mano, organizando las colas. En las mesas electorales se sentaron, desde el comienzo al final del recuento de los votos, tantos representantes como partidos que competían.

El día de la votación, el Gobierno de Addis Abeba, prohibió la llegada a Makelle, capital del Tigray, a toda la flota de periodistas internacionales.

En la actualidad, a pesar de las restricciones sociales debido al Covid-19, el Gobierno de Addis Abeba, está fijando la fecha de las elecciones.

En toda la campaña electoral el gobierno regional se presentaba como etíope, haciendo parte del Estado Constitucional de la Federación Etíope. Nunca se ha considerado al Ejército Nacional como un ejército extranjero. Hará un año en Addis Abeba mataron a dos altos Generales tigriños. No hubo reacción violenta alguna, excepto algunos gritos por parte de unos jóvenes, en los funerales que tuvieron lugar en Tigray.

Este lunes pasado, antes del ataque del Ejército, el Presidente del Tigray anunció la presencia de movimientos de tropas nacionales.

El PM asegura que, después de que se quemaran todas las posibilidades políticas de diálogo, y refiriéndose a los tigriños, “se ha cruzado la línea roja con los ataques”, y solo le quedó la opción de la respuesta militar” (La Vanguardia).

Apenas se han tenido noticias, ni en la televisión estatal, la única en el país, que se tomaran medidas preventivas, ni negociaciones. Por una parte, ha presentado el ataque del TPLF, como la “línea roja” y por otra, las elecciones regionales (La Vanguardia).

“Se acusa al Gobierno tigriño de no reconocer al Gobierno central” (Europapress).

Según el Gobierno del Tigray, dadas las irregularidades constitucionales del PM con respecto a la frontera con Eritrea; el rechazo personal del federalismo nacional. . . dejaron de reconocerle como MP, refiriéndose a él como el exPM, o Coronel Abiy.

“El descontento de los Tigré fue en aumento con la firma de la paz con Eritrea” (Europapress).

De las veces que los dos mandatarios se han encontrado en ambos países no hay constancia de las negociaciones en documento alguno. Públicamente nunca se ha celebrado la PAZ. Hace casi año y medio de la apertura de la frontera. Durante ese tiempo, apenas se ha mantenido abierta un par de meses. Por más de un año, y a fecha de hoy, sigue estando cerrada. El ataque del ejército eritreo de 1998 se basaba en que, según el trazado de la frontera de lado eritreo, Bademe y Alitiena pertenecen a Eritrea; no así según el trazado etíope. Se abrió la frontera sin llegar a un trazado aceptado por los dos países. Respecto a la PAZ (Europapress) estamos en un compás de espera, con la ONU por medio.

En todas las campañas de concienciación política, social. . . ha quedado claro que Tigray no va a reclamar derecho alguno a través de la violencia, dado que la región ha pagado un precio muy caro, con las vidas de más de 70.000 jóvenes en las guerras que acabaron el 91 y el 2000 – ésta aun inconclusa. Eso lo he oído docenas de veces, por ello mi desconcierto al oír que el PM acusa el TPLF de un ataque a una base del Ejército nacional. ¡¡¡Un ataque militar en medio de su propia población!!!

Makelle hace 25 años apenas tenía un km de calles asfaltadas; el aeropuerto consistía en un contenedor con una mesa, una silla y un peso, con una pista de tierra; con un solo hospital, la Universidad semiárida y el Colegio de Comercio; una sola empresa medianamente fuerte. . .  Además de exponer a la población, ¿¿¿van a arriesgar todo lo que se ha conseguido durante estos pocos años en educación, sanidad, comercio, trabajo, infraestructura, tranquilidad social???

En Tigray coexisten el Ejército Federal y el regional, la policía Federal y la regional. . .

Continua l’escrit del Pare Olaran

¿Qué objetivo pudo justificar ese ataque al TPLF? ¿Para conseguir la independencia? La podrían conseguir con un referéndum, siguiendo el derecho que les concede la Constitución – así la consiguió Eritrea el 1994… Tenían claro que, después de no aceptar al PM dadas sus actuaciones anticonstitucionales, el Gobierno Federal suspendería el reparto de fondos a la región a través de los Presupuestos se les negaría dicha aportación.

Durante su mandato algunos miles de tigriños residentes en distintas regiones de Etiopía, algunos habiendo nacido allí, han tenido que volver al Tigray, con lo puesto, dadas las actuaciones violentas de sus vecinos: quema de casas, coches, golpes. . . a muchos de ellos tuvimos que ayudarles, al menos pagándoles la renta de sus casas por 2 o 3 años. Esta violencia no ha sido utilizada como un argumento político por el gobierno del Tigray, ni por la población ni los mismos damnificados.

Lo mismo ocurre a universitarios del Tigray en Universidades de otras regiones -son cientos los que han tenido de dejar los estudios- entre ellos jóvenes huérfanos a los que apoyamos desde sus primeros años de vida; además de ataques a coches, camiones, autobuses con matrícula del Tigray, fuera de la región. Raro ha sido el universitario de otra región que haya sufrido en las universidades del Tigray, ni coches con matrículas de otras regiones.

Pido a Dios que ilumine a quienes se autorizan un poder, en principio refrendado por la población a la que sirven, para que usen su justo criterio. La población es la máxima autoridad en cuestiones sociales, y políticas.

No hace falta ser muy inteligente para empezar una guerra, pero sí muy humano para terminarla.

Ángel

Publicacions al Twitter

Abiy Ahmed Ali, Primer Ministre d’Etiòpia

Abiy Ahmed Ali-twitter

Abiy Ahmed Ali-tweets

António Guterres, secretari general de l’ONU

António Guterres-tweet

Deprose Muchena, director de l’organització no governamental Amnistia Internacional per a Àfrica oriental i meridional

Deprose Muchena-tweet