El CIS Ángel Olaran sigue con las ayudas a Wukro, Etiopía

Las informaciones que nos llegan cada día de la guerra en el Tigray son más dramáticas y el CIS Ángel Olaran sigue con las ayudas a Wukro,  Etiopía, de las entidades y personas donantes con el objetivo de poder aumentar las colaboraciones con la población de Wukro cuando antes esto sea posible. Se necesitará mucha ayuda para paliar la situación catastrófica que allí se vive desde que estalló la guerra a principios de noviembre de 2020. Por si ya no fuera lo suficientemente mala, con muchas posibilidades de que empeore con el transcurso del tiempo.

El CIS Angel Olaran segueix amb les ajudes a Wukro Etiopia

Dolorosas últimas noticias sobre el Tigray

Las informaciones de que disponemos de Wukro son a través de conversaciones telefónicas directas que mantiene el padre Ángel Olaran con sus colaboradores tigriños. No hay posibilidad de otras comunicaciones con datos móviles, correos electrónicos, redes sociales, etc. Las últimas noticias sobre el Tigray son dolorosas.Aunque la región del Tigray está ahora ya ocupada por soldados etíopes y eritreos, los combates no han cesado. Se tiene constancia de información de denuncias sobre violaciones, muertes de civiles y de que no se han respetado los Derechos Humanos.

Desde que la violencia estallara, unas 60.000 personas se han refugiado en el Sudán y miles se han desplazado de Tigray. Lamentablemente, hoy, la situación en el territorio etíope está siendo muy delicada. Etiopía vive una catástrofe humanitaria. No tienen dinero -bancos cerrados-, alimentos, agua y sanidad -publicado en El País-. Todo puede ir a peor, puesto que el temor es que pronto surjan epidemias. El Padre Ángel Olaran teme por una masacre humana en Etiopía.

Agradecimiento por seguir con el compromiso de ayudar a Wukro

Nuestro deseo es que la guerra pueda acabar pronto, y que esto pueda darse lo antes posible, porque vamos a tener que seguir ofreciendo nuestro esfuerzo en ayudar a Etiopía. Lo haremos, como siempre, entre todas y todos. Por este motivo, estamos manteniendo las donaciones recurrentes de nuestras socias y socios, y aceptando las aportaciones puntuales que nos están llegando a diario, que a raíz del conflicto bélico se han ido incrementando.

Nos complace comentar que ya estamos realizando determinadas ayudas por petición expresa del padre Ángel Olaran. Pero además cabe destacar de que estamos preparándonos para llevar a cabo otras acciones explícitas más importantes en la ayuda a la población de Wukro; siempre alineadas y compartidas con el padre Olaran. Así pues, seguimos adelante y muy, muy, agradecidos a los donantes y colaboradores que están ayudando con donativos y que también sufren por las vidas etíopes. Así como también, dar las gracias a las personas voluntarias que estuvieron en Wukro y que preguntan por la situación de allí y se interesan. Estas últimas acogen con pena y tristeza las noticias cuando recuerdan su estancia y sus momentos felices de voluntariado.