Ayuda huérfanos de Wukro y protección personas vulnerables etíopes

Ayuda huérfanos de Wukro y protección personas vulnerables etíopes

Este proyecto pretende mejorar las condiciones de vida de los niños huérfanos y vulnerables, ancianos y discapacitados indigentes y marginados y personas infectadas por el VIH/SIDA, en la ciudad de Wukro y Kilte-awlaelo Werda. El objetivo es la ayuda huérfanos de Wukro y protección personas vulnerables etíopes mejorando la condición de vida de niños que tienen falta de educación, vivienda, sufren inseguridad alimentaria, no disponen de necesidades básicas, ni tienen acceso a servicios sanitarios, entre otras cosas.

El proyecto tiene la intención de ayudar a estos niños dándoles educación, apoyo psicológico y atención sanitaria a través del programa ECC-AD-WSDP (Iglesia Católica Etíope-Diocesi de Adigrat-Programa social y de desarrollo de Wukro). Un programa dirigido a responder estas necesidades y que forma parte de las intervenciones sociales y de desarrollo de la diócesi de Adigrat.

El objetivo del CIS Ángel Olaran es dar al proyecto todos los medios posibles para salvaguardar a los colectivos objetivos de éste.

Origen de la demanda del proyecto

La demanda de proyecto surge del propio misionero vasco Ángel Olaran y está basado en la estructura que construyó para cuidar de los huérfanos que encontró cuando llegó a Wukro hace 25 años. Hoy siguen habiendo muchos niños que se quedan solos por diversas causa como el alto índice de mortalidad materna, así como por enfermedades como el SIDA. Existe un alto índice de madres solteras enfermas, que quedaron embarazadas debido a violaciones o fueron abandonadas por sus parejas. Debido a la seriedad de las enfermedades no son capaces de cuidar a sus hijos y pasan de ser tutelados por la institución St. Mary’s donde Ángel Olaran es el director. También está ayudando a ancianos y discapacitados indigentes y marginados y personas infectadas por el VIH/SIDA.

Ayuda huérfanos de Wukro

Impacto del proyecto y oportunidad para luchar contra la desigualdad de género

El projecte tiene un impacto muy importante de género porque da la oportunidad a que se incremente la proporción de número de niñas huérfanas que acudan a la escuela. Las niñas son las que más sufren la discriminación de género en aquella zona y este proyecto se tiene en cuenta que haya una mayor participación de niñas que de niños para que disminuya la diferencia total que hay lamentablemente en este momento.

Las niñas sufren la discriminación en aquella zonal por el ‘hecho de ser niñas’. En el África, como en otros lugares del mundo, ‘La Regla’ es un tabú. Y ello hace que durante la semana de la misma muchas niñas dejen de asistir a las clases y su educación resulta perjudicada. En numerosos casos, acaban abandonando los estudios y de esta manera pierden la posibilidad de tener un mundo mejor.

El proyecto tiene muy en cuenta la parte cultural y educativa de los huérfanos. La educación es fundamental para ellos y es una parte muy importante para que les sirva para mejorar su calidad de vida. El proyecto está totalmente integrado en la cultura local puesto que se lleva a cabo por personas locales y con la implantación de la enseñanza adaptada a la zona de Wukro.

Ayuda huérfanos de Wukro

1. Introducción

La Diócesis de Adigrat se fundó en 1961 en sustitución de la Prefectura Apostólica de TIgray, que se había establecido el 25 de marzo de 1937 y separado del Vicariato Apostólico de Abisinia, que databa del 1847. La diócesis está situada en la zona norte de Etiopía y se ocupa de todo el Estado Regional de Tigray y la zona 2 del Estado Regional de Afar. Geográficamente, la región de Tigray se encuentra entre las latitudes 12°15′-14°27′ norte y las longitudes 36°27′-39°59′ este. La población de Tigray crece un 2,5 % cada año y prácticamente supera los 5 millones de personas. La región está dividida en 7 zonas administrativas; La del este, la del oeste, la del norte, la central, la del sur, la del sureste y la de Mekelle.

Desde su fundación en la zona, la Iglesia Católica se ha comprometido con la promoción del “desarrollo humano integral”. Esto implica el desarrollo tanto material como espiritual de las personas.

Establecida en el 1987, la Secretaría Católica Diocesana de Adigrat (SCDA) tiene la responsabilidad otorgada por la Eparquía de iniciar, planificar, implementar, coordinar y facilitar todas las actividades pastorales, sociales y para el desarrollo de la Iglesia Católica en la Diócesis de Adigrat.

Como parte de la intervención social y para el desarrollo de la diócesis, en el distrito Kilte-Awlaelo y en la ciudad de Wukro, la iglesia se ha comprometido con la ayuda a los niños huérfanos y vulnerables que habitan la ciudad de Wukro y los pueblos cercanos. Este compromiso ha pasado del apoyo a unos cuantos niños en cuestiones de educación, a la situación actual en la que diferentes programas sociales y para el desarrollo, como el enfocado al VIH/SIDA, microcréditos o proyectos de generación de ingresos están mejorando las condiciones de vida de personas mayores marginadas y desamparadas. Gracias a las actividades desarrolladas en estos programas se han obtenido resultados significativos en el alivio de los problemas socioeconómicos de las personas necesitadas en las áreas de acción.

Con el objetivo de gestionar mejor los proyectos, la iglesia ha decidido organizarlo a modo de programa, y lo ha llamado “Iglesia Católica Etíope – Diocesi de Adigrat – Programa social para el Desarrollo de Wukro” (ECC-AD-WSDP). Desde que se estableció el programa se han obtenido resultados significativos en la implementación de los proyectos y sus pautas se han orientado de forma correcta.

El ECC-AD-WSDP es un programa sin ánimo de lucro que tiene por objetivo responder a las necesidades de las personas pobres  y propiciar su desarrollo humano integral en las áreas de acción. Las actividades que gestiona se centran en el apoyo a las personas necesitadas para que consigan ser autosuficientes y desarrollen medios sostenibles, lo cual se conseguirá implementando distintos programas/proyectos sociales y para el desarrollo, como por ejemplo programas para la salud, el desarrollo agrícola, la seguridad alimentaria, el desarrollo de la mujer, la concienciación acerca del VIH/SIDA, la generación de ingresos, las respuestas de emergencia, el apoyo a los niños huérfanos y vulnerables (NOV), el bienestar, los programas de nutrición y otros en las áreas de acción.

Así pues, este proyecto se ha desarrollado para aliviar los principales problemas de los niños huérfanos y vulnerables, de las personas que viven con VIH y SIDA y de los ancianos y discapacitados indigentes y marginados del distrito Kilte-Awlaelo y la ciudad de Wukro, en la zona este de Tigray. El proyecto se centra en proveer de apoyo social, psicológico, económico y educativo a los huérfanos; apoyo social, psicológico, financiero, médico y otro apoyo de este tipo a las personas mayores y discapacitadas y a las personas con VIH/SIDA; y proporciona pequeños préstamos a madres y niñas desamparadas, familias cuyo cabeza de familia es un niño y personas con VIH/SIDA.

2. Análisis del problema y fundamento

a. Análisis del area del proyecto y población objectivo

La zona este de Tigray tiene una población de más de 883.860 personas repartidas en 9 distritos administrativos. La zona este de Tigray ha sufrido especialmente la larga guerra durante el régimen de Derg, sequías recurrentes y el reciente conflicto entre Etiopía y Eritrea, lo que ha provocado inestabilidad, migraciones y desplazamientos así como el aumento del comercio de trabajadoras sexuales, que junto con las ideas equivocadas y las influencias culturales que pesan sobre las mujeres contribuyen enormemente a la alarmante transmisión del VIH/SIDA. Esta situación deja huérfanos a miles de niños en la zona este. A pesar de la falta de encuestas extensas realizadas en la zona, los datos procedentes de las instituciones sanitarias y de la oficina de trabajo y asuntos sociales reveló que la situación sigue siendo terrible.

Debido a lo ya mencionado y a otros problemas relacionados, miles de niños han permanecido sin nadie que pueda hacerse cargo de ellos, en todo el país incluyendo el Estado Regional de Tigray y la zona este de la región.

Con un número de población total de 45.214 y 110.821 consecutivamente, el problema es común también en la ciudad de Wukro y el distrito Kilte-Awlaelo, dado que estos distritos son parte de la zona este de la región de Tigray. En estas zonas hay una gran concentración militar, lo que tiene una enorme influencia en los estudiantes jóvenes y de estos, especialmente en las mujeres. El otro problema que ha influenciado fuertemente la comunidad es la enorme migración de eritreos como consecuencia de la guerra entre Etiopía y Eritrea, y Wukro es una de sus destinaciones principales. Muchos niños fueron deportados sin uno o ambos de sus padres. El otro problema principal es que durante la guerra civil y durante la guerra entre Etiopía y Eritrea, muchos militares fallecieron dejando solos a sus hijos.

Otro problema es la influencia de la epidemia del VIH/SIDA en el área del proyecto junto con el reciente crecimiento de la ciudad de Wukro y la alta concentración militar en la zona, lo que empeora la orfandad en las zonas en las que la ECC-AD-WSDP implementa sus programas sociales y para el desarrollo. Estos problemas hacen que miles de niños se queden sin padres en estas áreas, lo que obliga a niños menores de 18 años a cuidar de sus hermanos pequeños, y a abuelos muy ancianos a cuidar solos de sus nietos.

Por este motivo, los niños que viven en hogares que tienen por cabeza de familia un niño sufren los mismos problemas que los niños vulnerables que viven en hogares necesitados. Estos problemas son, por ejemplo:

  • condiciones de alojamiento precarias e inseguras;
  • inseguridad alimentaria;
  • problemas en el acceso a la educación y formación;
  • dificultades para cubrir las necesidades materiales;
  • ausencia de apoyo psicosocial;
  • falta de capacidades y conocimientos básicos para la vida diaria;
  • abuso y explotación;
  • ausencia de una red familiar; y
  • acceso deficiente a la atención médica.

De este modo, con el objetivo de mitigar y reducir todos estos problemas reconocidos de los huérfanos y las consecuencias de la epidemia del VIH/SIDA, la ECC-AD-WSDP ha sido trabajando con los niños huérfanos, en la protección contra el VIH/SIDA y en el cuidado y apoyo a las madres más marginadas y desamparadas durante años mediante programas de bienestar social en la zona de acción.

Personas mayores marginadas y discapacitadas

Debido a distintos motivos, muchas personas mayores no tienen nadie que cuide de ellos. Algunos de estos motivos son la epidemia de VIH/SIDA, la larga guerra durante el régimen de Derg y la guerra entre Etiopía y Eritrea y otros. Estas personas mayores y estos discapacitados no tienen a nadie que se preocupe por ellos y por sus problemas.

Los registros de la ciudad de Wukro muestran que hay un gran número de personas mayores marginadas y discapacitados debido tanto a causas humanas como a causas naturales. Muchas de estas personas marginadas, mayores o discapacitadas, no tienen medios para sostenerse económica y socialmente.

 b. Epidemia VIH/SIDA

El VIH y el SIDA afectan todos los sectores de la socioeconomía etíope a gran escala. La pandemia tiene un efecto muy perjudicial en sectores como la salud, la agricultura, la educación, los negocios y la industria. Del mismo modo las familias y las comunidades, la sociedad entera, también se ven afectadas. Todo esto afecta perjudicialmente a toda la sociedad, de forma que seguir la terapia antirretroviral (ART) es indiscutible. A diferencia de lo que ha sucedido en Etiopía, las enfermedades y las muertes relacionadas con el SIDA han disminuido de forma considerable en los países que han contado con ART desde mediados de los años 90.

La experiencia de países desarrollados, así como de países como Brasil, ha demostrado que la TAR reduce la carga de la enfermedad y la dependencia de los enfermos, y aumenta a su vez la funcionalidad, el bienestar y la productividad de las personas, lo que contribuye a compensar algunas de las consecuencias de la pandemia del VIH y el SIDA. Así pues, este proyecto ayudará de forma significativa a esas personas con VIH/SIDA que ya han dejado el hospital mediante apoyo nutricional.

Ayuda huérfanos de Wukro

3. Descripción del proyecto

a. Objectivo general

El objetivo global del proyecto es contribuir a la mejora del sustento de la población ya mencionada de los distritos de Wukro y Kilte-Awlaelo del este de Tigray.

b. Objectivos específicos

OE #1: Mejorar el sustento de 620 niños huérfanos y vulnerables en la ciudad de Wukro y el distrito Kilte-Awlaelo

OE #2: Proporcionar un ambiente seguro a 250 personas mayores marginadas y personas con discapacidades mentales y físicas en los distritos de la ciudad de Wukro y de Kilte-Awlaelo

OE #3: Mejorar el sustento de 30 personas con VIH/SIDA en los distritos de la ciudad de Wukro y de Kilte-Awlaelo

4. Actividades planteadas por los objectivos específicos

OE #1: Mejorar el sustento de 620 niños huérfanos y vulnerables en la ciudad de Wukro y el distrito Kilte-Awlaelo.

IR-I: Proporcionar educación básica a 620 niños huérfanos y vulnerables

La educación promueve el desarrollo social y cognitivo de los niños y les ayuda a conseguir una calidad de vida mejor; es el futuro de un niño. Una de las peores consecuencias del VIH/SIDA es el aumento del número de niños que deben dejar la escuela porque sus  padres o cuidadores no pueden pagar los gastos que conlleva. No sólo la matrícula, sino también los gastos que suponen los uniformes, los libros de texto y los libros en general.

La educación es la cuestión principal que debería abordarse si lo que se persigue es que los beneficiarios sean autosuficientes. Basándonos en este hecho, el programa proporcionará apoyo de distintos tipos para que los beneficiarios puedan sacar provecho de sus estudios y acceder a un futuro brillante. Los principales servicios que se van a proporcionar son:

a. Proporcionar tutorías: 

Debido al estrés, los traumas, el trabajo infantil y la carga del trabajo, entre otros problemas, los NOV se encuentran con muchas dificultades para sacar sus estudios adelante. El principal objetivo de las tutorías es contribuir a que los huérfanos obtengan mejores resultados en los estudios. Por lo tanto, y gracias al alquiler de seis aulas, el programa proporcionará tutorías para cuatro asignaturas (inglés, matemáticas, física y química) a los estudiantes que cursen de 7º a 12º cada sábado. A parte del apoyo académico, los trabajadores sociales y los invitados también ofrecerán sesiones sobre moral, ética y civismo para conseguir concienciar a los jóvenes.

b. Gestionar el centro polivalente:

El centro polivalente gestionado por nuestro programa consiste en una biblioteca, juegos, aulas de lectura, sala de televisión y otros elementos pensados para el entretenimiento. La motivación principal para establecer este centro es proporcionar a los estudiantes huérfanos libros educativos de referencia para que mejoren su rendimiento académico, pero también que crezca entre ellos el amor, la pasión y otros valores psicosociales gracias a las situaciones de entretenimiento planteadas. El apoyo psicosocial a los niños huérfanos y vulnerables está directamente ligado a los derechos citados en la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Niños. Los niños son especialmente vulnerables al maltrato y a la explotación, y un niño no puede ser sano físicamente si no se siente seguro psicológicamente.

Normalmente, cuando los niños se encuentran en circunstancias difíciles, se sienten peor si tienen que afrontar solos esta experiencia. Otra forma de ayudar a las necesidades psicosociales de un niño es establecer un grupo de iguales donde puedan compartir experiencias similares y apoyarse los unos a los otros.

Se considera que organizar a los niños huérfanos y vulnerables en diferentes clubs aumenta la confianza de los niños, facilita las interacciones entre ellos, propicia que aprendan los unos de los otros y potencia sus talentos. Con este objetivo, el proyecto reforzará los 5 clubs que ya existen. Los clubs sobre literatura, derechos de los niños, fútbol, medioambiente e higiene y anti-VIH/SIDA cuentan con 40-70 miembros cada uno. Se formará y equipará a los miembros de los clubs con las herramientas necesarias para llevar a cabo las actividades, de forma que puedan aprender los unos de los otros y ser un ejemplo para sus amigos, así como desarrollar una interacción sana con su comunidad. Este centro servirá para que se reúnan los clubs y presenten su programa, además de para que se alcancen los objetivos previstos. El centro contará con dos animadores, un conserje y un vigilante.

IR-II: Proporcionar apoyo psicosocial a niños huérfanos y vulnerables

El apoyo psicosocial es un proceso lento que requiere cubrir las necesidades físicas, emocionales, sociales, mentales y espirituales de los niños, todas ellas elementos esenciales para un conseguir un desarrollo significativo como ser humano.

El cuidado y apoyo psicosocial se da con las interacciones interpersonales propias de  las relaciones de cariño de nuestro día a día, en casa, en la escuela y en la comunidad. Esto incluye el amor y protección que los niños reciben de su entorno familiar, pero también las intervenciones que ayudan a los niños y a sus familias a superar las adversidades. El cuidado y el apoyo permite a los niños desarrollar una autoestima y un sentimiento de pertenencia y son esenciales para que los niños aprendan, desarrollen destrezas para la vida diaria, participen en la sociedad y tengan confianza en el futuro.

Los niños huérfanos y vulnerables tienen unas necesidades emocionales y sociables que pueden tener consecuencias terribles si no se cubren. Necesitan ayuda para superar el trauma que supone ser testigo de la muerte de sus padres y de la posibilidad de que les separen de sus hermanos. Muchos de ellos deben afrontar responsabilidades terriblemente abrumadoras tras perder a sus padres. La terapia para superar la pérdida y los grupos de apoyo entre iguales proporcionan a los jóvenes la oportunidad de expresar sus sentimientos y hablar con otros jóvenes que se encuentran en situaciones similares a las suyas. Los programas de entretenimiento, deportes y arte permiten a los niños jugar y ser niños de nuevo. Además, les ofrecen la oportunidad de compartir experiencias y darse apoyo. Con la idea de mitigar este tipo de problemas, el proyecto llevará a cabo distintas actividades para proporcionar apoyo psicosocial, como se muestra a continuación:

a. Proporcionar padres de acogida a los huérfanos que no tengan parientes cercanos ni cuidadores:

La acogida es una forma menos permanente de cuidado sustitutivo que no implica transferir los derechos y responsabilidades de la paternidad. A la práctica, esta distinción puede llegar a desdibujarse. Es un hecho que muchos niños sufrirán la separación inevitable de sus padres o otros cuidadores tradicionales, ya sea por la muerte (por ejemplo, por VIH/SIDA) o por la separación forzada por un conflicto armado o la emigración. La primera opción siempre es encontrar a la familia del niño, la cercana o incluso a parientes más lejanos, para que pueda vivir con adultos conocidos y conserve el sentido de la identidad y de pertenencia a una familia. Sin embargo, en algunos casos el niño sigue siendo vulnerable a causa de la pobreza y otras circunstancias, y debe sacar la casa adelante solo, sin familia cercana ni lejana que pueda ayudarle.

Por eso el programa cree firmemente que los huérfanos tienen que recibir el apoyo dentro de la comunidad con sus parientes más próximos para disponer de una buena atmósfera para la socialización. Este es el motivo por el que la mayoría de beneficiarios del programa viven con sus familias y cuidadores. Sin embargo, algunos beneficiarios no tienen familias o cuidadores que puedan hacerse cargo de ellos. Para estos beneficiarios el programa extiende la acogida designando a madres de acogida para que hagan un seguimiento del niño y supervisen su vida diaria hasta que encuentre algún pariente más próximo y puedan reunirle con él. Por este motivo se necesitan cinco madres para resolver los problemas ya mencionados de los niños que viven en hogares cuyo cabeza de familia es un niño.

b. Proporcionar visitas de los trabajadores sociales a los niños en sus hogares y en la escuela

El otro apoyo psicosocial más importante que se proporciona a los niños son las visitas a casa y a la escuela. El objetivo de estas visitas es ver el crecimiento global de los niños huérfanos y vulnerables en relación a su sustento y su bienestar.

Los trabajadores sociales se ocuparán de las necesidades de los niños huérfanos y vulnerables poniéndose al corriente de su desarrollo social, económico, educativo y global, así como de su sentimiento de pérdida, creando un fuerte vínculo con ellos y con sus cuidadores.

Los trabajadores sociales que visitan a los OVC llevan a cabo terapia para superar la pérdida y hablan a los niños de cuestiones relacionadas con hacerse mayores. Enseñan aptitudes y conocimientos prácticos para la vida doméstica a los pequeños cabeza de familia. Se preocupan de su salud, su educación y de las relaciones con sus familiares. Además, llevan a los niños enfermos a la consulta médica más cercana.

En sus visitas hablan con las familias de los OVC sobre educación, carácter, higiene personal y sobre la importancia de reforzar los vínculos entre los miembros de la familia. De este modo, el número de estudiantes que abandonen la escuela se verá muy reducido, la salud de los beneficiarios mejorará y se reducirán los abusos a los OVC.

La terapia tiene un papel muy importante en la asistencia a los huérfanos para que puedan llevar una vida positiva. Debido al trauma por la pérdida de sus padres y a la vulnerabilidad económica, los huérfanos y los niños vulnerables pueden ser susceptibles de distintos problemas de tipo psicosocial, de salud reporductiva y otros problemas relacionados. Es más, algunos niños huérfanos y vulnerables tienen problemas mentales y de comportamiento que han desarrollado a consecuencia de su vulnerabilidad. Por esto, el servicio de terapia es vital para resolver este problema. Así pues, se rendirá este servicio a los beneficiarios del programa que padezcan los problemas ya mencionados. Para proporcionar este tipo de servicio se necesitará un trabajador social.

c. Proporcionar cocina (servicio de preparación de comida) a los huérfanos

Los niños huérfanos y vulnerables que viven solos en un hogar cuyo cabeza de familia es un niño que no son capaces de preparar sus comidas diarias ni tienen a nadie que pueda preparárselas necesitan que alguien cocine y las prepare para ellos. Nuestro programa ha estado proporcionando estos servicios de cocina a alrededor de 30 hogares encabezados por niños. Las funciones de las mujeres asignadas, además de las madres de acogida, son preparar y servir el desayuno, la comida y la cena. Las madres de acogida supervisan el trabajo de las cocineras asignadas a sus respectivos hogares durante sus visitas diarias. Para proporcionar el servicio de cocina a los hogares encabezados por niños se necesita a 18 cocineras.

IR.III: Proporcionar a los niños acceso a los servicios sanitario

a. Servicios sanitarios

Una razón importante para una intervención de este tipo es asegurar que el desarrollo humano de los huérfanos (el acceso a la sanidad y a la educación) no está comprometida en forma alguna.

Las ayudas a la salud pueden alargar la esperanza de vida de los huérfanos, mejorar la asistencia al colegio y los logros académicos, potenciar su productividad una vez adultos y evitar futuros costes sanitarios y de protección social.

De este modo, y siguiendo las políticas de salud del país, el proyecto prima la prevención sobre la curación. Para conseguirlo, el proyecto ofrecerá educación sanitaria sobre higiene personal y las formas de transmisión del VIH/SIDA durante las visitas a casa, los días de pago y en todas las ocasiones apropiadas. Es más, cada trabajador social se ocupará de los principales aspectos sanitarios durante sus visitas.

Además de esto, el programa cubrirá los gastos médicos de 620 beneficiarios residentes en las zonas del proyecto y facilitará el acceso a los servicios sanitarios que precisen los niños. A parte, el proyecto también pretende cubrir los gastos médicos de 135 beneficiarios referidos a hospitales más especializados situados fuera de la zona del proyecto.

OE: #2. Promover un entorno seguro para 250 personas mayores marginadas y personas con discapacidades físicas y mentales en los distritos de la ciudad de Wukro y de Kilte-Awlaelo

Las actividades principales de esta parte del proyecto están orientadas a la mejora de las condiciones de vida de las personas mayores y discapacitadas más necesitadas.

IR-I Proporcionar apoyo económico y nutricional a personas mayores y discapacitadas marginadas

Para este aspecto el proyecto compartirá los gastos de 250 personas mayores y discapacitadas. El programa debe apoyar a las personas mayores desamparadas o marginadas y a las discapacitadas que no tienen quién pueda hacerse cargo de ellas. Se implementará con un enfoque holístico y de forma coordinada. Como las personas mayores tienen habitualmente fuertes cargas emocionales se proporcionará apoyo psicosocial a través de los trabajadores sociales y los terapeutas del proyecto, que hablarán con ellos de forma regular. Más concretamente, 200 de los beneficiarios recibirán un apoyo económico mensual de 200 Birr y los otros 50 comerán en el comedor social que ya está en funcionamiento.

Los beneficiarios podrán tomar el desayuno, la comida y la cena cada día. Para atender a los beneficiarios en el comedor social habrá siete trabajadores (cocineros) para preparar las comidas y un vigilante. El recinto que se usará como comedor social será alquilado. A parte del apoyo directo que supone la comida diaria los beneficiarios también recibirán 90 Birr para que puedan pagar el alquiler de su casa.

OE: #3. Mejorar el sustento de 30 personas con VIH/SIDA en la zona del proyecto, en los distritos de la ciudad de Wukro y Kilte-Awlaelo.

IR-I. Proporcionar apoyo económico para la nutrición a 30 personas con VIH/SIDA que deben permanecer encamadas

El programa de apoyo económico tiene como objetivo cubrir los gastos derivados del apoyo nutricional adicional de 30 personas con VIH/SIDA. Se prestará atención especial a las personas que estén en tratamiento con antiretrovirales (ART) y se encuentren débiles físicamente. El objetivo del apoyo es ayudar a que los beneficiarios puedan disponer de nutrición adicional. Concretamente, con este proyecto se pretende proporcionar apoyo económico para los enfermos que ya han sido dados de alta del hospital y que necesitan alimentación adicional para recuperarse de su enfermedad. El programa se implementará con un enfoque holístico y de forma coordinada.

5. Estrategias de implementación

Se usa un programa de apoyo y cuidados basado en una comunidad integrada como estrategia en la zona de acción. Las personas a quienes va dirigido el programa son los necesitados y la comunidad en general.

Las estrategias que implementa el proyecto se basan en un enfoque centrado en la comunidad y cada depositario desempeña un papel importante en el cuidado de los beneficiarios. Así pues, la comunidad entera y los dirigentes del kebele (el último estrado de la estructura administrativa de gobierno local), las CBO (organizaciones basadas en la comunidad) de los kebeles, los líderes comunitarios, los líderes religiosos, la oficina de asuntos sociales de la ciudad y del distrito, los directores de escuela y la administración de la ciudad y del distrito serán los depositarios destacados a la hora de implementar esta parte del proyecto.

Todos estos depositarios tendrán un papel importante. Formarán parte del proceso de selección de los beneficiarios; también seguirán de cerca la implementación del proyecto y participarán en la supervisión de las actividades. La administración del distrito y la local proporcionarán terrenos para cualquier construcción que deba llevarse a cabo para implementar el proyecto.

6. Supervisión y evaluación del programa

a. Supervisión

Se realizará una evaluación regular del progreso y las actividades del proyecto a través de una supervisión continua llevada a cabo por trabajadores de cada nivel. El equipo de planificación y supervisión del programa social de ECC-SDCO-Adigrat y los técnicos del programa social y para el desarrollo de Wukro (WSDP) se asegurarán de que se recoja, analice y divulgue información precisa sobre la calidad y la cantidad de las actividades del proyecto de forma regular. El equipo de planificación de ECC-SDCO y los técnicos del WSDP tendrán un papel crucial en la comprobación de que se realiza de forma sistemática, eficiente y efectiva.

Los coordinadores del proyecto supervisarán las actividades mediante visitas regulares a las localizaciones en las que se lleva a cabo el proyecto, reuniones mensuales con los comités directivos, informes programados de los depositarios y de los trabajadores y agentes pertinentes con el objetivo de identificar fallos y plantear medidas correctivas a tiempo. Los informes (tanto económicos como físicos) se redactarán trimestral y anualmente.

b. Evaluación

Las actividades de evaluación del proyecto se centrarán en establecer un sistema de valoración continua. El proceso implicará llevar a cabo una evaluación comparativa entre los logros del proyecto y los objetivos del plan y los factores documentales que facilitan o inhiben el rendimiento del proyecto. La reunión evaluativa trimestral se celebrará con los organismos pertinentes del programa. Esta reunión evaluará el progreso y el rendimiento del proyecto en el cumplimiento de los objetivos y las actividades planeadas para ese periodo. Lo que se espera sacar de la reunión es una lista de recomendaciones basadas en los hallazgos.

El informe incorporará las metas y objetivos del proyecto, describirá los hallazgos y logros y describirá los factores que contribuyeron a alcanzar los resultados del proyecto y su repercusión. También contendrá recomendaciones basadas en los hallazgos que se usarán para planificar otros proyectos similares que podría iniciar el ECC-SDCO-Adigrat u otra agencia. El equipo de planificación del ECC-SDCO-Adigrat redactará el informe de evaluación.

7. Requisitos presupuestarios del proyecto

El presupuesto total del proyecto ayuda huérfanos de Wukro y protección personas vulnerables etíopes es de 1.908.883,41 Birr (80.003,50 Euros).

Ayuda a los huérfanos de Wukro

Si lo deseas, puedes hacer la donación directa a este proyecto de ayuda a los huérfanos de Wukro. Tienes también la posibilidad de efectuar un donativo o hacerte socia o socio de nuestra fundación. Todas las donaciones disfrutan de ventajas fiscales porque somos una fundación registrada y emitimos el correspondiente certificado de donación anual para presentar en la declaración de la renta.

¡¡Muchas gracias!!

Hacer un donativo al proyecto
Puedes escoger la cantidad a donar | La donación implica haber leído y la aceptación de la Política de Privacidad
Change this in Theme Options
Change this in Theme Options

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para obtener información de sus hábitos de búsqueda e intentar mejorar la calidad de nuestros servicios y de la navegación por nuestro sitio web. Si está de acuerdo, haga clic en ACEPTAR o si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR

Aviso de cookies